Boca Chica no es sólo mar, playa, sol y excursiones, sino también ofrece una movida nocturna. Quien viaja solo, desde el primer día se integra con facilidad en el mundo dominicano y en su alegre y relajada manera de vivir la vida!

Cuando llega la hora de cenar, en la animada calle Duarte que se convierte en paseo peatonal, encontrarás diferentes restaurantes que distribuyen en la calle sus mesas y sillas para ofrecer sus platos riquísimos a precios incomparables, en un entorno muy alegre y encantador.

Paseando por la calle encontrarás numerosos bares: La Criolla, KLK, Tabu, Piano Plaza, Ulis’ bar, Madhouse, Route 66 donde podrás relajarte tomando una bebida al ritmo de la música local. Hay bares donde pueden jugar con los amigos a billar.

La noche continua en la terraza Batey, en el centro de la calle Duarte , que es el corazón de la vida nocturna de Boca Chica, donde los turistas y los locales pasan la noche bailando o escuchando musica tradicional y moderna o en la discoteca al lado del elegante casino del hotel Hamaca que acoge y entretiene a los jugadores por toda la noche.

Para conocer un ambiente verdaderamente dominicano, en Andres, una ciudad a pocos kilómetros de distancia, se encuentran lugares típicos y sugestivos para bailar, donde los turistas siempre son los bienvenidos.

Durante tus vacaciones no puede faltar una vísita a la histórica capital Santo Domingo que se encuentra a sólo 30 minutos de distancia en coche y ofrece diversiones para todos los gustos: un paseo en la zona colonial, una cena en uno de los varios restaurantes, una noche de baile en los famosos locales de la calle Venezuela y los casinos de los lujosos hoteles del malecón de la ciudad.