¡Un día ideal!

Después de pasar la mañana en la playa, relajándote debajo de las sombras de las palmas y después de haber comido un exquisito pescado fresco en uno de los diferentes restaurantes, Sporting Club, Bocana, Puerco Rosado, Sueño Caribeño te espera un bano refrescante en el espléndido mar azul y puede nadar asta la pequeña isla ” La matica” o navegar la costa con un pedaló.

 

El fondo marino de muchos colores y variado, apasiona a los amantes de la inmersión y del buceo…

 

A quienes gustan las excursiones se organizan viajes de grupos a las islas Saona y Catalina. Estos viajes que duran normalmente todo el día consisten en ida en lanchas rápidas y vuelta en catamarán a ritmo de música latina, bailando y tomando Cuba-libre. Las playas de arena fina y blanca y el mar que baña estas islas, rico de estrellas marinas y peces multicolores, te regalará momentos inolvidables!

Volviendo al residencial, comienza la diversión de la tarde. Antes de la cena pueden bailar en la pista del jardín de Parco del Caribe y para quienes no le guste bailar, tenemos el cautivante juego de dominó, que siempre apasiona a todos: de los niños a los adultos.

 

Cuando llega la hora de cenar, en la animada calle Duarte que se convierte en paseo peatonal, encontrarás diferentes restaurantes que distribuyen en la calle sus mesas y sillas para ofrecer sus especialidades a precios incomparables, en un entorno muy alegre y encantador. Paseando por la calle encontrarás numerosos bares donde podrás tomar bebida tropical y relajarte al ritmo de la música local.

 

La noche continua en la terraza Batey, que es el corazón de la vida nocturna de Boca Chica, o en el elegante casino del hotel Hamaca que acoge y entretiene a los jugadores por toda la noche. Para vivir un clima completamente dominicano, en Andres, ciudad a pocos kilómetros de distancia, se encuentran lugares típicos y sugestivos para bailar, donde los turistas siempre son los bienvenidos.

 

Durante tus vacaciones no puede faltar una visita a la histórica capital Santo Domingo que esta a sólo 30 minutos de distancia en coche y ofrece diversiones para todos los gustos: un paseo en la zona colonial, una cena en uno de los varios restaurantes, una noche de baile en los famosos locales de la calle Venezuela y un juego en sus lujosos casinos de los hoteles del malecón de la ciudad.

La calle Venezuela con i suoi numerosi drink bar e discoteche è uno dei luoghi più animati e più frequentati e rappresenta al meglio la vivacità del paese e della sua gente.